Imprimir

Estatutos

 

 

Estatutos - Reforma y texto reordenado inscripto en la Dirección Provincial de Personas Jurídicas el 19 de junio de 2007

 

Artículo Primero: La Fundación Hogar Rodolfo Funke es una fundación argentina que fuera instituída como perpetua por el Señor Rodolfo Funke el 7 de septiembre de 1918 y a la que se le reconociera personería jurídica como tal por decreto del Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires el 18 de noviembre de 1918: su plazo de duración se establece en 500 (quinientos) años a partir de la fecha de inscripción de esta modificación estatutaria, plazo que podrá ser prorrogado por resolución del Consejo de Administración; ella se regirá por los presentes estatutos y supletoriamente por la legislación aplicable.

 

Artículo segundo: La Fundación tiene por objeto: a) hospedar temporariamente a los alemanes y descendientes de alemanes y personas de otras nacionalidades que tengan conocimiento del idioma alemán o una vinculación familiar con una persona que domine el idioma alemán, sin distinción de sexo, que necesiten durante un período de tiempo de condiciones de vida apropiadas para restablecer su salud y gozar de vacaciones. b) Proporcionar hospedaje temporariamente a alemanes y descendientes de alemanes sin distinción de sexo y que se encuentren imposibilitados de ganar su sustento. A efectos de cubrir sus costos y en alguna medida preservar su patrimonio contribuyendo de tal modo a asegurar el mantenimiento de la entidad y sus posibilidades de cumplir su objeto, la Fundación podrá percibir contribuciones si así lo requiriera la situación económica para resarcimiento de gastos por hospedaje en sus instalaciones y por los demás servicios que brinde. Tales contribuciones serán fijadas periódicamente mediante resolución de la mitad más uno de los miembros del Consejo de Administración, el que podrá, en los casos que considere justificados, eximir de su pago a los huéspedes cuya situación individual así lo haga aconsejable.

 

Artículo tercero: El patrimonio de la Fundación se compone de: a) los bienes inmuebles donados por el instituyente, b) los demás bienes recibidos por donación, legado o que, por cualquier otro título legítimo, se hubieran adquirido, c) el producido de las rentas devengadas o que se devengaren a su favor con relación a los bienes e inversiones y los ingresos de fondos por la enajenación de bienes propios o por cualquier otro concepto lícito.

 

Artículo cuarto: El ejercicio económico cerrará el día 30 de junio de cada año, a esa fecha se confeccionará el Balance General, el Inventario, los estados de Recursos y Gastos y los demás anexos y planillas complementarias, que el Consejo de Administración considerará en una reunión a celebrar dentro de los ciento veinte días siguientes.

 

Artículo quinto: La Fundación tendrá su sede en la Estancia “Cerro Napostá Grande” de la localidad de Tornquist, Provincia de Buenos Aires.

 

Artículo sexto: Para el cumplimiento de sus fines, la Fundación podrá adquirir y administrar libremente toda clase de bienes muebles o inmuebles a título oneroso o gratuito, y en este último caso por legado o donaciones, dar o tomar dinero en préstamo, con garantías reales o personales o sin ellas, abrir cuentas corrientes con provisión de fondos o en descubierto y realizar toda clase de operaciones bancarias con Banco particulares u oficiales, incluso los de la Nación Argentina, Hipotecario Nacional y de la Provincia de Buenos Aires, aceptando en estos casos las disposiciones de las leyes y reglamentos respectivos que rigen dichos establecimientos, realizando toda clase de contratos que se relacionen con sus bienes o intereses, otorgando todos los documentos, realizando todos los documentos, instrumentos o escrituras públicas que correspondan en razón de los mismos, y pudiendo estar en juicio para la defensa de sus derechos, con facultad de transar y de comprometer en árbitros juris o árbitros arbitradores. Únicamente podrá enajenar o gravar sus bienes cuando existan para ello razones graves o especial conveniencia, requiriéndose para decidir válidamente tales actos de enajenación o gravamen, resolución del Consejo de Administración adoptada por unanimidad de los miembros convocados a ese efecto a una sesión especial.

 

Artículo séptimo: La Fundación será administrada gratuitamente por un Consejo de Administración de cinco miembros. Estará compuesto de la siguiente manera: a) La persona designada por el Embajador de la República Federal de Alemania en la República Argentina, que debe ser profesional idóneo en la administración de campos. b) La persona que se desempeña como Gerente General con mayor antigüedad en el cargo de la sucursal o subsidiaria en la Argentina del Deutsche Bank A.G. de Frankfurt, Alemania, o la persona que el Directorio de esa entidad designe al respecto. c) Los restantes tres consejeros serán designados en caso de vacancia, por los otros miembros del Consejo de Administración por mayoría simple de votos. Los consejeros de los apartados a) y c) deberán ser descendientes de alemanes o de nacionalidad alemana, debiendo tener, en este último caso, no menos de diez años de residencia en la República Argentina. Uno de estos consejeros será designado de una terna propuesta por los usuarios del Hogar Rodolfo Funke. Salvo en el caso del consejero del apartado b) las designaciones serán por períodos de 5 (cinco) años, siendo los mismos reelegibles sólo una vez. Los mismos pueden ser reelegidos pasado un período. Cualquiera de los cinco consejeros podrá ser removido si mediare justa causa a juicio de la mayoría simple de los restantes miembros del Consejo. En caso de no haber en un momento dado y cualquiera fuere la causa Embajador de la República Federal de Alemania en la República Argentina o Gerentes Generales del Deutsche Bank A. G. en la Argentina o de negarse el referido Embajador o Banco a producir la designación prevista en los apartados a) y b) las vacantes serán cubiertas por designación de los otros miembros del Consejo de Administración por mayoría simple de votos. En caso de ausencia o impedimento transitorio, los consejeros podrán delegar sus votos en otros integrantes del Consejo, mediante simple carta autorización, en cuyo supuesto se los reputará como presentes a los efectos del quórum. Sin embargo, ello no será de aplicación en los casos de decisiones relativas a reformas de estatutos, enajenación de inmuebles o su afectación con gravámenes y de remoción de consejeros. No podrán ser designados ni ser reelectos para consejeros personas mayores de setenta (70) años, salvo el Consejero designado a propuesta de los usuarios del Hogar Rodolfo Funke, para quien no rige límite de edad.

 

Artículo octavo: La presidencia del Consejo será ejercida por el Consejero designado en el apartado b) del artículo anterior. En caso de ausencia o vacancia de dicha presidencia los consejeros elegirán por simple mayoría quien habrá de ejercer la Presidencia del Consejo.

 

Artículo noveno: El Consejo de Administración tendrá las más amplias facultades para administrar los bienes de la Fundación y disponer cuanto a ello corresponda de acuerdo con el artículo sexto de los presentes estatutos, debiendo considerársele investido de un mandato general amplio con todos los poderes especiales que enumera el artículo mil ochocientos ochenta y uno del Código Civil y para realizar todos los actos y contratos que correspondan al objeto de la Fundación.

 

Artículo décimo: El Consejo de Administración podrá reunirse en Buenos Aires y será convocado por el Presidente motu propio o a pedido de dos miembros del mismo. Las reuniones serán presididas por el Presidente, en su reemplazo por la persona que a ese efecto designen previamente los presentes. Tendrá quórum para funcionar con la presencia de tres de sus miembros. Salvo los casos en que estos estatutos establezcan otra cosa, las resoluciones serán adoptadas por mayoría simple de votos presentes, teniendo el Presidente voto en todos los casos y la facultad de decidir con doble voto en caso de empate. De las resoluciones que se adopten, se dejará constancia en actas que se asentarán en un libro especial, cuya rubricación se solicitará a la autoridad pertinente de la Provincia de Buenos Aires.

 

Artículo décimo primero: La dirección y administración del Hogar y demás instalaciones de la Fundación podrá ser delegada en una o más personas designadas por el Consejo de Administración quienes actuarán bajo su control y dirección superior. La dirección del Hogar propondrá al Consejo de Administración el reglamento interno del mismo y la designación del personal administrativo que corresponda, pero sin que ello limite las facultades de decisión definitiva que correspondan al Consejo de Administración, quien será además el que establecerá la retribución de los servicios de las personas que deban ocuparse en cada caso.

 

Artículo décimo segundo: Los presentes Estatutos no podrán ser reformados en cuanto al objeto de la institución, cualquier otra reforma deberá ser sancionada por decisión mayoritaria de los miembros del Consejo de Administración en reunión especialmente convocada al efecto.

 

Artículo décimo tercero: En el caso de disolución, el Consejo de Administración decidirá a que institución de bien común, sin fines de lucro, preferentemente de origen alemán, legalmente constituida en la República Argentina y de reconocida actuación se destinará el remanente de los bienes. De no decidirse nada al respecto, dicho remanente se entregará a la Sociedad Alemana de Beneficencia (Deutsche Wohltätigkeitsgesellschaft – DWG) y al Hospital Alemán de Buenos Aires, por partes iguales.”

 

Fundación Hogar Rodolfo Funke